lunes, 11 de enero de 2016

Desaprender la guerra


“Desaprender” esa palabra que para muchos maestros y alumnos parece una utopía en el maravilloso mundo educativo, donde solo pensamos en educar y aprender.

Desaprender la guerra, realimentar la risa,
deshilachar los miedos, curarse las heridas.

El cantautor Luis Guitarra nos da una lección de las tantas cosas que tenemos que desaprender, tantas cosas que día a día nos van haciendo más insolidarios, más inhumanos y nos van conduciendo a vivir en una burbuja insostenible.

Rehabilitar los sueños, penalizar las prisas,
indemnizar al alma, sumarse a la alegría.

Educar a nuestros alumnos en la sensibilización, el respeto y en la empatía, esta es la clave para crear un mundo mejor; pero para ello, debemos hacer un análisis de todo aquello que tenemos que desaprender en nuestras vidas, nuestras guerras personales, el odio, la mentira…

Difuminar fronteras, rehuir de la codicia,
anteponer lo ajeno, negarse a las consignas.
  
En el video-clip “Desaprender la Guerra” podemos ver dos direcciones de las imágenes aparentemente contradictorias y sin embargo complementarias. Hay que ser conscientes de una buena elección, elegir la segunda dirección, hacia delante, elegir la vida, alimentar los sueños… educar y sembrar, pero también cultivar y cuidar, estas son algunas de las acciones que día a día hay que tener presentes en nuestras vidas y transmitir en nuestra gran labor educativa.

Desconvocar el odio, desestimar la ira,
 rehusar usar la fuerza, rodearse de caricias

Como maestros, tenemos un gran reto, conseguir que nuestros alumnos pierdan el miedo a desaprender, a comenzar de nuevo, a ser realistas y a elegir una mejor manera de vivir la vida, más solidaria, más humanizada, haciendo realidad sus sueños y los de los demás y que sean capaces de contagiar esa ilusión.

Y en tu vida, ¿qué guerras debes desaprender?

Roberto Busquiel García
@robertobgdoc
Maestros innovadores, alumnos competentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada